Con lupa
10 Jul 2005
El ballet

Pierrot, solo, en el silencio de la noche, nos habla del ambiente del París popular del siglo XIX, en el que se mezclaba la sumisión con la rebelión, el agotamiento y la esperanza, la pobreza y la frivolidad, resumiendo la aventura de sobrevivir a base de robar tanto un trozo de pan, como un beso. P. Gascar

  • Ballet en dos Actos
  • Libreto original de Jacques Prévert
  • Coreografia: José Carlos Martinez
  • Musica: Marc-Olivier Dupin (encargo de la Opéra nacional de Paris)
  • Dramaturgia: François Roussillon y José Carlos Martinez
  • Decorados: Ezio Toffolutti
  • Vestuario: Agnès Letestu
  • Diseño de Luces : André Diot
  • Asistente del coreografo: Arantxa Sagardoy
  • Estreno: 21 de octubre 2008; Palais Garnier – Opéra National de Paris

A mediados del siglo XIX, en los teatros del Bulevar del Crimen, entre malabaristas, saltimbanquis, tabernas sombrías y cabarets, se desarrolla la acción de este fresco costumbrista, inspirado en “Les Enfants du Paradis”, que José Martínez traslada al ballet. En el “Teatro de los funambulistas”, entre bambalinas, en el escenario y en las butacas del paraíso se mezclan pasión, juegos amorosos y celos enfermizos. La magia del espectáculo y sus misterios se despliegan dando vida a un universo único donde se confunden y entremezclan la realidad y la ficción.

  • Share/Bookmark